4 tips para el momento de amamantar a tu bebé recién nacido

4 tips para el momento de amamantar a tu bebé recién nacido

4 tips para el momento de amamantar a tu bebé recién nacido

Mejores prácticas y consejos que a toda mamá le gustaría recibir de una amiga. 

Si estás comenzando el período de lactancia materna exclusiva (LME), encontrarás en este artículo información útil para poner en práctica al momento de amamantar.Te compartimos una serie de consejos sobre las posiciones más cómodas para dar el pecho, prácticas para aumentar tu producción de leche materna y la alimentación adecuada que debe llevar adelante una madre lactante. También encontrarás aquí, información sobre la importancia de amamantar, en la construcción del vínculo con tu recién nacido.  

 1- Posiciones para amamantar  

En primer lugar queremos compartirte 5 posiciones para amamantar que te serán de gran utilidad al momento de dar el pecho. Especialmente si tu recién nacido está empezando con las primeras tomas. Debemos destacar que la leche materna es el mejor alimento para el bebé, ya que disminuye su riesgo de contraer enfermedades y desnutrición hoy y en el futuro.  

 

  • Ayuda a que tu bebé tenga un buen agarre: 

 Sujétalo con un brazo y al mismo tiempo utilizando la mano, agarra tu mama  (con el pulgar hacia arriba en forma de Ctratando de que la areola se ponga ovalada. Cuando su boca esté bien abierta acércalo a tu pecho y coloca el pezón. Debes procurar que gran parte de la areola quede en el interior de la boca del bebé y que su labio inferior cubra la parte de abajo para generar un cierre hermético y buena absorción.   

 

  •  Posición de cuna clásica:

 Cuando estés dando pecho, estar en una posición cómoda es la clave, recuerda que no hay un horario establecido en las tomas. Para amamantar en esta posición usa el brazo del lado que estás amamantando para sostener la cabeza y cuello del bebé. Toma en consideración que mientras estés dando pecho no deberías sentir una succión molesta o dolorosa, en caso de que eso ocurra, utiliza la ayuda de tu dedo meñique colocándolo por un lado de su boca y acomoda al niño en tu pecho nuevamente. 

 

  • Posición de cuna cruzada 

Esta es una posición parecida a la “cuna clásica”, pero debes sujetar a tu bebé con el brazo opuesto al pecho que estás utilizando para amamantar. Acuéstalo sobre tu antebrazo, a lo largo de su columna vertebral y sostén su cabeza inclinada hacia atrás con la mano.  

 

  • Posición de fútbol americano 

Coloca al bebé sobre una almohada de tal forma que su pecho quede a tu lado y sus piernas detrás de ti. Puedes ayudarte con el brazo del lado que estás amamantando para dar soporte al cuello mientras come, sosteniéndolo por la base de su cabeza con la palma de tu mano. Esta posición es perfecta cuando se tiene mellizos o gemelos debido a que permite alimentar los dos al mismo tiempo. 

 

  • Amamantar reclinándose hacia abajo 

Acuesta a tu niño de lado, sobre tu brazo inferior con su vientre hacia el tuyo y su cuello descansando sobre la palma de tu mano, es ideal que coloques un soporte para que puedas estar cómoda y descansar mientras lo alimentas.  

 

2- Producción de leche materna: Consejos para aumentar su volumen 

 En el período de lactancia materna exclusiva muchas temen no poder producir la suficiente cantidad de leche, para satisfacer la demanda de su recién nacido. Conserva la calma y ten en cuenta las siguientes recomendaciones para aumentar tu producción de leche materna. también pueden resultarte de interés nuestros consejos para evitar elestreñimiento y el pujo en los bebés. 

  • Aumenta la frecuencia 

Para poder aumentar tu producción de leche, es recomendable incrementar  la hora de dar pecho y olvidarte del tiempo. Cada vez que alimentamos a nuestro peque, nuestro cerebro incentiva la producción de dos hormonas. La Prolactina que estimula la producción de leche materna y la Oxitocina para que la leche se expulse y pueda salir del pecho. Las glándulas mamarias y los niveles altos de prolactina en la sangre  ayudarán a mantener la leche necesaria para el periodo de lactancia materna exclusiva (LME) durante los  6 primeros meses de vida. Mientras más estímulo, más producción de leche materna.  

  • Amamanta sin restricciones 

 El bebé es quien debe definir el tiempo de succión en cada mama, de forma tal que el pecho drene la mayor cantidad de leche, estimulando la producción en esa glándula. De esta manera tu bebé también llegará a tomar la leche del final de demanda que es más rica en grasas, satisface su apetito y da la sensación de saciedad.  

  • Asegura un buen agarre del bebé 

 Tan importante como producir leche, es que esta pueda salir de la mama. Un buen ordeño, sobre la areola, va a permitir que la leche efectivamente pueda salir. Si ves a tu bebé incómodo y solo succiona el pezón, no saldrá leche y el pezón podría lesionarse. Las lesiones limitan la cantidad de mamadas y en consecuencia la producción de leche. Recuerda que es tan importante una succión nutritiva por parte de tu bebé como que la leche pueda salir fluidamente sin causar dolor.   

3- Alimentación de la madre durante la lactancia 

La lactancia materna es una continuación de la alimentación que recibe el feto dentro del útero. Por este motivo, la dieta que lleves adelante va a ser fundamental para que la leche materna le aporte los nutrientes necesarios a tu bebé. Aquí te compartimos 5 recomendaciones que no debes dejar pasar. 

  • Durante la lactancia es importante que te mantengas hidratada, bebe agua, leches y zumos.  
  • Escoge alimentos con gran contenido de energía, para satisfacer las necesidades calóricas que insume la lactancia. Es conveniente no llevar adelante una dieta hipocalórica (baja en calorías) durante este período.  
  • Lleva adelante una dieta en la que al menos tengas 5 ingestas diarias y se incluyan todos los alimentos. 
  • Evita las bebidas con alcohol, el tabaco y cafeína. 
  • Si eres una madre fumadora, tendrás necesidades aumentadas de vitamina C y de yodo. 

 4-  Cuerpo, mente y espíritu. El origen de la relación madre hijo 

La lactancia materna genera el vínculo afectivo entre tú y tu bebé. Esta situación se logra por tener un estrecho contacto inmediato después del parto, tener al bebé piel a piel construye una relación íntima y satisfactoria. Amamantar es la base del vínculo afectivo que se sostendrá toda la vida, un acto de amor que se repite generación tras generación.  

  • Una interacción favorable para el desarrollo infantil

     La lactancia es una de las interacciones más significativas en una relación humana. Tenerlo en brazos, durante mucho tiempo es una manera potente de conocerse y establece al calor del cuerpo de su madre como un lugar seguro para la criatura.  
  • El parto y la lactancia estimulan la producción de oxitocina 

También conocida como la hormona del amor que soltamos cada vez que sentimos placer, resulta en una relación de apego entre la madre y el bebé. Una relación fundamental para su desarrollo saludable, caracterizada por interacciones sensibles, receptivas y ricas en lenguaje.  

Concluyendo, la lactancia materna es un gesto de amor único e importantísimo para el desarrollo y crecimiento de tu niño. Pon en práctica la paciencia y ten en cuenta que este es un camino de aprendizaje. Encuentra tu posición ideal para alimentarlo experimentando con las diversas formas, mantente serena y toma con humor los experimentos fallidos. De a poco la comunicación con tu bebé dará sus frutos y aprenderás a identificar lo que desea. Si te resultó valiosa esta información, compártela con otras madres y síguenos en las redes sociales.   

  

 

Dejar un comentario

Loading...