Envío Gratis en pedidos +$120.000

Cuidados del recién nacido: Cambio de pañal y cuidados de su piel

Cuidados del recién nacido: Cambio de pañal y cuidados de su piel

Cuidados del recién nacido: Cambio de pañal y cuidados de su piel

Cuidados del recién nacido

A continuación te compartiremos una serie de tips útiles para el cuidado de tu bebé, si eres mamá primeriza encontrarás en este artículo información útil para tener en cuenta al momento de cambiar el pañal, ideas para el momento de su baño, consejos para el cuidado de su piel. 

👉 Alivia a tu bebé de las molestias generadas por los gases y cólicos con nuestros consejos 👈

cambiar el pañal de bebe

 Tips para cambier el pañal del bebé

Los padres de un recién nacido pasan mucho tiempo cambiando los pañales de su bebé, a veces pueden llegar a usar más de 10 pañales en un día. Al principio puede parecer complicado, pero verás que mantener el bebé limpio y seco es más sencillo de lo que parece.   

  • Ten todo lo necesario para cambiar el pañal del bebé 

El arte de cambiar un pañal de bebé radica mucho en tener todo lo necesario a la mano, contar con una superficie ideal para la tarea o mueble cambiador,  que te permita tener todo organizado. También puedes optar por un depósito para el pañal sucio, que tenga un cierre hermético y que pueda abrirse la tapa activando el sistema con un pie.  

Debe mantenerse un inventario suficiente de: Pañales para bebés, toallitas húmedas y crema anti-pañalitis. Cuando estés por realizar esta tarea coloca sobre la superficie del cambiador un pañal de tela y luego cámbialo. 

  • Mantén al bebé siempre seguro  

Jamás deje al pequeño, acostado sobre la mesa del cambiador, sin supervisión. Asegura a tu pequeño antes de abrir el pañal y recuerda que esta repentina exposición puede causar que se haga pipi, cosa que puede ser aún más complicada en el caso de que sea un varón. 

  • Quitar el pañal sucio del bebé

Una vez que el pañal esté abierto, tomar delicadamente los tobillos del peque, levantar sus nalguitas, y limpiarlo con toallitas húmedas. Si se trata de una niña, limpiar desde adelante hacia atrás para evitar contaminación de bacterias hacia su zona íntima. Idealmente lave al pequeño con agua fresca o ayudándose con toallitas húmedas hasta asegurarse que no quede ningún residuo.  

Al retirar el pañal sucio y depositar en él las toallitas húmedas usadas, deseche en la papelera el pañal cerrado en sí mismo y ajustado con las bandas de cierre, de manera que no se salga el contenido. 

  • Piel de bebe: Evita irritaciones

Aplique una crema anti-pañalitis constantemente en cada cambio de pañal para crear una barrera entre su piel y la humedad del pañal, unte la crema en la zona más próxima al recto, ya que esta se puede irritar fácilmente. 

  • Ponerle el pañal nuevo a tu bebé  

Coloque un nuevo pañal en la posición adecuada, ajuste  las bandas sin comprimir fuerte, pero de modo que quede lo suficientemente firme para evitar derrames. Si el bebé es recién nacido, debes doblar la parte superior del pañal dejando el área del cordón umbilical al descubierto. Por último, vista al pequeño con ropa limpia y seca. 

👉 Conoce las mejores posiciones para amamantar a tu bebé 👈

como bañar a un bebé recién nacido

Cómo bañar a un bebé recién nacido 

Por supuesto, este es el momento que todos estamos esperando, nuestro bebé siempre ha tenido una conexión con el agua, desde que estaba en la panza de mamá, siempre habrá ese vínculo de confianza con esta textura. Te compartimos estos  cinco tips que puedes usar cuando es la hora de su baño. 

  • Prepara el baño del bebé   

Utiliza productos de baño que sean delicados y de PH neutro especial para la delicada piel y cabello del peque. La toalla, preferiblemente con capucha, debe ser de textura suave y de uso exclusivo para el baño del pequeño. La bañera debe permanecer muy limpia antes y después de su uso. Cierre las ventanas o posibles áreas de circulación evitando exponer al peque, a corrientes de aire frío. 

  • Prueba el agua para el baño del bebé

Llena la bañera con alrededor de 5 dedos de agua tibia y asegúrate que la temperatura del agua no esté demasiado caliente o fría, luego puede introducir con cuidado al bebé sosteniendo su cabeza. 

Por razones de seguridad, hay que mantener siempre una mano sobre el peque mientras esté en la bañera, y así evitar resbalones o caídas. Actualmente en el mercado existen distintos tipos de accesorios tipo: mallas o hamacas que se adaptan a la bañera, permitiéndole ubicar al bebé recién nacido de una forma segura.  

  • Lavar el cuerpito del recien nacido  

Debes asegurarte de limpiar muy bien el cuello, las axilas, detrás de las rodillas, las piernas y en los pliegues de la piel donde la humedad se acumula y puede causar irritación. Emplea gel de baño aplicándolo con delicadeza, puedes ayudarte con una esponja suave o la mano. La hora del baño debe ser a diario y de ser posible en la hora de mayor temperatura en el ambiente. Nuestro bebé debe disfrutar de este momento. 

  • Lavar el cabello del bebé al final de su baño   

Se recomienda dejar este paso para el final para evitar que el peque se quede mucho tiempo con la cabeza húmeda. Si el pequeño tiene aún la costra láctea (parches secos, escamosos en el cuero cabelludo), se puede colocar un poco de champú y con la mano frotar circularmente con delicadeza su cabeza. Para enjuagar, utilizar la mano como una taza o algún accesorio que permita verter el agua con cuidado sobre su cabeza cuidando que no caiga sobre sus ojos. 

  • Seca al bebé con mucho cuidado   

Sacar al peque con mucho cuidado de la bañera colocando una mano debajo de su cabeza y cuello, coloca la otra mano bajo su trasero para así tener un buen agarre de ambas piernas y con mucho cuidado levanta al niño de la bañera. Ahora debes envolverlo rápidamente en una toalla para secarlo, aprovecha este momento para acurrucarlo y dar un suave masaje en su cuerpo. 

Cuidados de la piel del bebé

El cuidado de la piel es importante en cada etapa del ser humano y más cuando somos bebés, asegúrate de usar productos adecuados para él/ella. Te dejamos estos cuatro tips para que los implementes en casa.  

  • Cuidado de la piel del bebé después del baño

Para evitar el resecamiento de la piel de tu peque, usa un gel de baño suave hasta dos o cuatro veces por semana, si tienes alguna duda referente a este, lo ideal es que consultes con su pediatra de cabecera. Ten en cuenta reponer algunos de los aceites naturales perdidos durante su baño masajeándolo con una crema hidratante suave una vez o dos veces al día. 

  • Aplicar protector a diario y protege la piel del bebé del sol 

No importa la temporada, si el peque tiene 6 meses de edad o más, utiliza un protector solar SPF 30 con óxido de zinc. Si no puedes mantener a tu pequeño lejos de la luz solar directa, una pequeña cantidad de protector solar está bien. 

  • Abríga al bebé para protegerlo del frío 

Debes abrigarlo con capas finas, y en temperaturas frías colócale guantes, sombrero, calcetines y botas o zapatos acordes al clima. Preferiblemente opta por materiales blandos como el forro polar o lana suave (pero si tu peque tiene dermatitis, la lana le causará mucha picazón). Baja la visera del coche para proteger a tu pequeño del viento y del sol. 

Si esta información te ha resultado útil compartela con otras madres, síguenos en las redes sociales y déjanos tu comentario. No pierda la oportunidad de conocer nuestra línea de alimentos para bebés y niños en nuestra Tienda Online

 

    

máh! Acompañándote en el Crecimiento Feliz

Dejar un comentario

Loading...