¿Por qué se producen las contracciones en el embarazo?

¿Por qué se producen las contracciones en el embarazo?

¿Por qué se producen las contracciones en el embarazo?

En esta oportunidad, abordaremos el tema sobre las contracciones en el embarazo. ¿Estás preparada mamá gestante? Para empezar, se presentará espasmo, por así decirlo, durante todo el desarrollo de la formación del bebé dentro de tu panza. 

¿Qué son las contracciones? 

 Futura mamá, desde el aspecto científico las contracciones son los movimientos involuntarios que realiza el útero para expulsar al bebé fuera de nuestro cuerpo al momento del parto. 

El útero es un músculo con forma de bolsa que va creciendo dentro de nuestro organismo, junto al bebé. Está conformado por células musculares planas y es sensible a los cambios hormonales durante el embarazo, contrayéndose de forma involuntaria al momento del parto cuando las hormonas y el útero trabajan en unidad. 

 Es importante mencionar que nuestra matriz comienza con contracciones reaccionando a las hormonas de estrógeno, progesterona, oxitocina y prostaglandina producidas en los momentos previos al nacimiento del bebé 

 ¡Pero tranquila, no todas las contracciones son de parto! 

3 Tipos de contracciones 

 Ahora bien, hay tres tipos de contracciones en el embarazo. Te vamos a estar explicando cada una de ellas detalladamente, pero primero debes conocer que mientras estés encinta los lapsos de tiempos se manejan por semanas. 

A lo largo de las 30 semanas de gestación se nos pueden presentar 3 tipos de contracciones:  

1. De baja intensidad:

Las contracciones de este tipo en general pasan desapercibidas para la mayoría de las embarazadas, porque limitan una pequeña porción del músculo del cuello uterino. Suelen tener una frecuencia de 1 a 3 minutos. 

2. Contracciones de BRAXTON-HICKS:  

Este tipo de contracciones suelen presentarse con una intensidad variable y una frecuencia menor de una contracción cada 10 minutos. Al ocupar una porción extensa del músculo del cuello uterino son dolorosas y desordenadas en cuanto a su aparición. Suelen ser más recurrentes a partir de la semana 30 de embarazo.  

3. Contracciones de parto: 

Estas contracciones se presentan con una mayor frecuencia rítmica que las anteriores. Pueden venir alrededor de 3 contracciones cada 10 minutos. Acompañadas por una dureza abdominal importante y dolor intenso en la zona suprapúbica. Este ritmo e intensidad puede mantenerse por varias horas.  

 Ante todo, es importante mantener la calma, tratar de identificar el tipo de contracciones que se te presentan, teniendo en cuenta el período de embarazo que transitas. Lo más recomendable en estos casos es que consultes con tu gineco-obstetra. 

Por una parte, el camino de la maternidad es bastante distinto, debido a que la anatomía de las mujeres cambia y se adaptan para dar vida. 

Para finalizar, recuerda alimentarte balanceadamente, tomar tus vitaminas prenatales y seguir al pie de la letra las indicaciones del médico. 

 

máh! acompañándote en cada paso del crecimiento feliz de tu bebé 

Dejar un comentario

Loading...