Envío Gratis desde $120.000 COP

5 Tips para crecer felices comiendo saludable

5 Tips para crecer felices comiendo saludable

5 Tips para crecer felices comiendo saludable

Por: María Paula Navas @sanacomilona

www.sanacomilona.com

No les ha pasado que el día que uno decide hacer una nueva receta “saludable” en casa, los hijos entran en huelga y no quieren ni siquiera probarla. Es frustrante  y en estos casos, es muy fácil ceder y terminar sirviendo lo que siempre comen y lo que mas les gusta, sin importar si es la opción más saludable o no. Es en este momento es donde la desmotivación comienza a hacer sus primeros pinitos, creciendo lentamente hasta que termina uno por abandonar rápidamente el nuevo plan de preparar y ofrecer comidas más saludables a nuestros hijos.  

Pero eso no debería ser así. En primer lugar, porque nuestra responsabilidad como padres es ofrecer comida variada y saludable, y la tarea de nuestros hijos es decidir si la comen o no y, segundo, porque tal vez estamos fallando en como transmitimos o invitamos a nuestros hijos a probar nuevas preparaciones.

A continuación, les dejo cinco tips que les ayudaran a ofrecerles comida saludable a sus hijos de una manera más divertida, sin necesidad de tener que obligarlos ni castigarlos:

 

1. A COCINAR JUNTOS

Por ejemplo, si lo que se quiere es aumentar el consumo de frutas y verduras, una excelente alternativa es ponerse manos a la obra e invitar a tus hijos a cocinar. La cocina es un laboratorio sensorial donde todos pueden participar y pasar rico a través de experiencias gastronómicas probando diferentes ingredientes, sabores y preparaciones.

Esto de cocinar en familia o con nuestros hijos realmente funciona. Luego de meter a mi familia en la cocina y por supuesto, meterme yo más, he logrado que mis hijas tomen gazpacho  con gusto, disfruten un vaso de kombucha, le agreguen chucrut al perro caliente y que ingredientes tales como cúrcuma o ajo negro hagan parte de lo que ya conocen y disfrutan. A los niños les encanta meterse a la cocina y esta comprobado que la probabilidad de que ellos quieran probar algo nuevo, aumenta cuando fue preparado por ellos mismos. Así que inténtalo. 

 

2. COMUNICACIÓN ¿CÓMO Y CUANDO LO COMUNICAS?

Es aconsejable no usar muy frecuentemente los términos  “sano” o “saludable”. Estas palabras no significan mucho por si solas y además pueden generar cierto rechazo. Muchos niños, y bueno, las personas en general tienden a asociar la comida sana con aburrición, texturas duras y dietas privadas de lo que más les gusta.  Es mejor vender una idea de abundancia de sabores, donde predomina la riqueza de ingredientes y preparaciones.

Por ejemplo, hablarle a los hijos de lo que significan los colores en las frutas y las verduras, de las comidas tradicionales o de los beneficios de la producción local de alimentos. Y, en lugar de obligar a tus hijos a que se terminen el plato, puedes crear un reto familiar en que cada semana se prueba un ingrediente nuevo.

Busca recetas entretenidas y sabrosas. A veces los padres, al querer hacer comida saludable para niños, optan por usar pocos condimentos o aderezos. No tengas miedo en ofrecer las verduras con salsas a base de un poco de mantequilla, queso o con ciertas especies,  estas le darán un toque especial a tus comidas.

De la misma manera, hay que buscar el momento adecuado para sugerir cambios, mejor que no sea mientras tu hijo disfruta de su helado favorito. Los helados hacen parte de la vida de los niños y debemos dejar que disfruten esas comidas en su momento.  

3. DAR EJEMPLO

Relacionado con lo anterior, si tú quieres ver cambios positivos en tus hijos, el mejor punto de partida eres tú mismo. Si los niños crecen con padres o familiares que disfrutan de la comida saludable y en casas donde no predomina la comida chatarra, ten por seguro que ellos van a tener muy buenas bases para el futuro, cuando ya sean independientes y sean ellos los responsables de escoger todo lo que comen.

 

4. PLANIFICAR BIEN

Para evitar caer en tentaciones y terminar ofreciendo cosas que no consideras apropiadas, es muy aconsejable siempre tener comida saludable a la mano, tanto en la casa como cuando salen a diferentes programas. Para ello se requiere planear con tiempo para poder abastecerse de buena comida. Esto involucra hacer lista de compras cuando para hacer mercado, planear menús de la semana, y si es posible pre cocinar algunas comidas de la semana con antelación.

De esta manera, cuando lleguemos a casa cansados y sin muchas ganas de cocinar, siempre habrá una opción saludable casi lista, lo cual solo requerirá de algunos minutos de preparación.

 

5 . HA COMER TODOS EN LA MESA LEJOS DE LA TELEVISIÓN O IPAD

La hora de la comida no debe ser combinada con otras actividades, ya que permite que los niños se distraigan y coman más o menos de lo que el cuerpo les esta pidiendo. Enséñales a disfrutar de la comida cuando estén en la mesa.

A mi por ejemplo, me gusta jugar con mis hijas a hacer degustaciones, donde calificamos lo que comemos, o también jugamos a describir lo que comemos usando la mayor cantidad de palabras. En fin, hay muchas maneras de traer la atención de tus hijos al plato para que coman de una manera mas consciente.

Dejar un comentario

Loading...