Envío Gratis desde $120.000 COP

Remedios caseros para tratar los síntomas de un resfriado en niños

Remedios caseros para tratar los síntomas de un resfriado en niños

Remedios caseros para tratar los síntomas de un resfriado en niños

Los remedios caseros son tan seguros, económicos y beneficiosos como los medicamentos de venta libre en droguerías…

Son más los riesgos a los que están expuestos los niños al usar medicamentos de venta libre que el alivio que verdaderamente brindan a los síntomas de la gripa. Por esto, en octubre de 2008, la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration) recomendó que no deben administrarse estos medicamentos para la tos y los resfriados a niños menores de 4 años.

En el caso de los niños de 4 a 6 años, solo deben usarse si el pediatra de su hijo lo receta. Después de los 6 años, el uso de estos medicamentos es seguro, sin embargo, debe seguirse las indicaciones que se encuentran en el empaque para dar la dosis indicada.

Afortunadamente, la tos y los resfriados pueden tratarse con facilidad en los niños pequeños sin utilizar estos medicamentos de venta libre.

Conoce algunos remedios caseros simples y efectivos en caso de que tu hijo presente síntomas de gripa:

 

Nariz tapada: Haga lavados nasales.

  • Use un atomizador o gotas nasales de solución salina para aflojar la mucosidad seca, después haga que el niño saque la mucosidad, si es muy pequeño succione su nariz. Si estos productos no están disponibles, el agua tibia funcionará muy bien.
  • Aplique de 2 a 3 gotas en cada fosa nasal. Aplíquelas una a la vez. Luego, succione la nariz del niño. Repita los enjuagues nasales hasta que la mucosidad sea de color transparente.
  • Haga los lavados nasales siempre que su hijo no pueda respirar por la nariz. En el caso de los bebés que toman biberón o leche materna, utilice las gotas nasales antes de alimentarlos.
  • Las gotas y los atomizadores nasales de solución salina están disponibles sin receta médica en todas las farmacias. Para hacerlos usted mismo, agregue 2 mL de sal de mesa a 240 mL de agua corriente tibia.
  • En caso de mucosidad pegajosa y persistente, quítela con un aplicador de algodón húmedo. Recuerde que no existe ningún medicamento que pueda quitar la mucosidad de la nariz.

Tos: Use remedios caseros para la tos.

  • Para niños de 1 año o más, ya se puede usar MIEL de 2 a 5 mL, según sea necesario. La miel disuelve las secreciones y afloja la tos. (Si no tiene miel, puede usar jarabe de maíz). Investigaciones han demostrado que, para reducir la frecuencia y la intensidad de la tos nocturna, la miel es mejor que los jarabes para la tos que se consiguen en las farmacias.
  • Para los espasmos de la tos, exponer a al niño al vapor tibio de la ducha le ayudará.
  • Ayude a su hijo a tomar mucho líquido. Al estar bien hidratado se diluye las secreciones del cuerpo. Así es más fácil toser y sonarse la nariz.
  • Si el aire de su hogar es seco, utilice un humidificador. El aire húmedo evita que la mucosidad nasal se seque y además lubrica las vías respiratorias.

 

*Artículo originalmente publicado en healthy children.or

 

 

Dejar un comentario

Loading...