Envío Gratis en pedidos +$120.000 COP

Mitos y verdades sobre el frío en los niños

Mitos y verdades sobre el frío en los niños

Mitos y verdades sobre el frío en los niños

Que los niños sientan frío es uno de los miedos más grandes que puede sentir una mamá…

El frío en la infancia está rodeado de mitos y muchos miedos para las mamás. Pensar en que los niños puedan pasar por un virus respiratorio puede ser el equivalente a una pesadilla.

La pediatra Lucía Galán, nos cuenta verdades y mentiras sobre el frío en los niños. Empecemos con el más común:

1. Caminar descalzo hace que los niños se resfríen

Mito. Los virus no entran por los pies. A los niños les da gripas por estar con otros niños que tienen el virus, no porque estén descalzos.  Las infecciones respiratorias se transmiten de persona a persona, por esto es tan importante enseñarles a los niños buenos hábitos de higiene.

Los niños deben saber que deben lavarse las manos, usar pañuelos desechables, y toser sobre el codo y no sobre la mano.

 

2. El niño salió sin abrigo y ya tiene gripa

Mito. Es poco probable que un niño se resfríe porque estuvo un rato en el parque sin abrigo. Ahora otra cosa es pasar muchas horas a bajas temperaturas sin ropa adecuada. Sin embargo, los niños obtienen estos virus respiratorios dentro de los salones de clase, donde se concentran varios niños con mocos y estornudos.

 

3. ¿El frío trae infecciones?

Verdad. Cuando hace mucho frío hay más infecciones respiratorias. Las bajas temperaturas hacen que proliferen más determinados virus gripales.  Por esto, la gente se contagia más y los virus circulan con mayor facilidad.

 

 

4. ¿Es mejor muchas capas de ropa que una sola muy gruesa?

Verdad. Para combatir el frío es mejor poner capa sobre capa. Sin embargo, no hay que exagerar envolviendo a los niños tanto que casi ni pueden moverse. Recordemos que los niños tienen la misma temperatura a la de los adultos, y además ellos están en continuo movimiento ayudando a que entren en calor mucho más fácil que un adulto.

Se debe resaltar que la cabeza es la parte del cuerpo donde perdemos más calor, sobre todo los niños. Por lo mismo, antes de salir de casa una buena medida es poner un buen gorro, guantes y unos zapatos adecuados para mantener el calor corporal.

 

5. El antibiótico es la mejor cura para una gripa

Mito. Los virus gripales no deben tratarse con antibiótico. No mejoran y en ocasiones pueden empeorar. La resistencia a los antibióticos actualmente es una de las mayores amenazas para la salud mundial.

Una gripa común no necesita antibióticos. Solo en caso de que en una semana los síntomas no hayan mejorado, persista la fiebre y el estado general empeore se debe sospechar de una infección bacteriana y es ahí cuando deben consultar nuevamente al pediatra.

 

 

*Artículo publicado originalmente en Lucía mi pediatra

 

 

Dejar un comentario

Loading...