Envío Gratis desde $120.000 COP

Las leches veganas, ¿son aptas para niños o lactantes?

Las leches veganas, ¿son aptas para niños o lactantes?

Las leches veganas, ¿son aptas para niños o lactantes?

El término leche realmente se le se atribuye a los derivados lácteos producidos por la glándula mamaria, por lo cual las “leches veganas” no son realmente ‘leches’

Actualmente hay una tendencia de  “nuevas leches” (leches veganas) que en realidad “no son leches”. ¿A qué me refiero con esto? Nos podemos encontrar en el supermercado con la leche de arroz, leche de soya, leche de avena, leche almendras, leche de papa, leche de coco y seguramente vendrán muchas más. Pero el término leche realmente se le atribuye a los derivados lácteos producidos por la glándula mamaria.

Estas bebidas para el consumo de adultos no representan ningún tipo de riesgo dependiendo del equilibrio de su dieta

Esta tendencia ha sido muy impulsada por movimientos veganos o fitness.  Considero que estas bebidas para el consumo de adultos no representan ningún tipo de riesgo dependiendo del equilibrio de su dieta. De hecho, estas “leches” aportan nutrientes en mayor o menor cantidad. 

Lo que sí se considera como un riesgo nutricional es incluir estas “leches” como parte de la alimentación de un niño. Existen nutrientes que pueden ser deficientes en los diferentes tipos de dietas vegetarianas o veganas. Por lo tanto, se recomienda no adoptar este régimen de alimentación en niños pequeños ni lactantes debido al impacto en la salud que pueden tener.

 Las “leches” vegetales no contienen lactosa. Este carbohidrato está presente en la leche de vaca y en la leche materna. La lactosa tiene un rol importante en la nutrición de los niños. Aporta carbohidratos y permite que la microbiota saludable prolifere en el sistema gastrointestinal. Esta está altamente relacionada con la resistencia y prevención de enfermedades infecciosas, así como de la salud gastrointestinal. Además, es un vehículo importante que facilita la absorción del calcio, siendo este un nutriente crítico para la etapa de mayor crecimiento óseo.

Por otra parte, algunas de estas bebidas vegetales como la leche de soya, pueden producir alergias alimentarias. Tampoco se recomienda su consumo por períodos prolongados por su contenido de fitoestrógenos. Su consumo debe ser ocasional.

Es importante que el producto este declarado como NON GMO, Organismo No Modificado Genéticamente, como medida preventiva

Así mismo, es importante que el producto este declarado como NON GMO, Organismo No Modificado Geneticamente. Esto como medida preventiva debido a que mucha soya que se produce en el mundo es GMO.

Ahora bien, la leche de vaca tampoco es un alimento recomendado para un niño en crecimiento. De hecho, está totalmente prohibida para lactantes menores de 1 año. Esto es debido a su alto contenido de proteína, grasas saturadas, y bajo aporte de nutrientes.

Por esta razón existen las leches modificadas para niños. Estas tienen como base la leche de vaca, la cual es modificada para hacerla nutricionalmente óptima. Generalmente, se retira parte de la grasa láctea y se completa con aceites vegetales que aporten ácidos grasos esenciales. Los cuales son sumamente importantes para el crecimiento y desarrollo saludable de los niños.

También, se le incluyen otras grasas como el OPO, que permiten el aprovechamiento de los nutrientes, facilita la digestión, evitando el estreñimiento y permitiendo la absorción del calcio de manera eficiente.

El DHA que es una grasa que está directamente relacionada con el desarrollo cognitivo. En la fracción de carbohidratos la adición de fibra como oligosacáricos GOS:FOS que promueven la salud intestinal y contribuyen a la maduración del sistema inmunológico.

Teniendo en cuenta que las leches de crecimiento contienen una importante batería de vitaminas y minerales. Como el hierro mineral considerado indispensable en la infancia para el desarrollo cognitivo y prevención de la anemia.

Sin embargo, no todas las marcas son iguales. Por esta razón es recomendable revisar las etiquetas y revisar su contenido nutricional. Si incluyen saborizantes artificiales o un alto contenido de azúcar, fructosa o miel, deberías evitarlas.

En cuanto a los niños de familia vegana, existe una recomendación estricta de las academias de medicina por el riesgo de salud que implica esta dieta. Por lo tanto, el monitoreo de crecimiento debe estar en manos de especialistas. El peso y talla no son los únicos indicadores que deben ser monitoreados.

Antes de caer en tendencias nutricionales, es importante que la dieta sea dirigida y aprobada por especialistas, para no poner en riesgo nutricional a los niños. Si tienen cualquier duda dejen sus mensajes abajo y con gusto las aclararemos.

Dejar un comentario

Loading...