Consumir comida orgánica puede reducir el riesgo de enfermedades

Consumir comida orgánica puede reducir el riesgo de enfermedades

Consumir comida orgánica puede reducir el riesgo de enfermedades

Un estudio llevado a cabo en la Sorbona de París asocia el aumento de la frecuencia de consumo de comida orgánica con un menor riesgo de cáncer…

Promover el consumo de comida orgánica podría ser una estrategia preventiva prometedora contra el cáncer, según los autores de un estudio, dirigido por Julia Baudry, llevado a cabo por el Centro de Investigación en Epidemiología y Estadística de la Sorbona, en París. La investigación ha sido publicada en JAMA Internal Medicine.

Una de las conclusiones del estudio Nutrinet-Santé (llevado a cabo entre 68.946 participantes durante un promedio de 4,5 años) es que las personas que consumían mayor cantidad de alimentos orgánicos tenían un riesgo de cáncer un 25 por ciento más bajo si se comparaba con aquellos con una menor ingesta de alimentos orgánicos. En concreto la mayor reducción de riesgo de cáncer se observó con relación al cáncer de mama postmenopausico, al linfoma de Hodgkin y los linfomas, en general.

Los investigadores encontraron una asociación entre el consumo de alimentos orgánicos y un menor riesgo de cáncer, incluso después de tener en cuenta otros factores de riesgo para el cáncer como los factores sociodemográficos, socioeconómicos y de estilo de vida, así como los antecedentes familiares de cáncer o una dieta más saludable en términos de nutrientes y consumo de alimentos.

Los alimentos orgánicos son aquellos que se cultivan sin pesticidas, fertilizantes y otros productos químicos. Los estudios han demostrado que quienes consumen alimentos orgánicos tienen niveles más bajos de residuos de pesticidas en la orina, según explicó la experta en la investigación, que además incide con el hecho de que la exposición a los pesticidas se ha asociado con un mayor riesgo de cáncer.

Aunque se trata de una investigación esperanzadora, los autores del estudio insisten en que sus hallazgos tienen carácter de «observación» y que para confirmar estos resultados se necesitan llevar a cabo estudios prospectivos adicionales con un mayor número de individuos y que además utilicen datos de exposición más precisos

Así se hizo el estudio

Los 68.946 participantes en la investigación llevada a cabo por la Sorbona completaron cuestionarios sobre el consumo de productos orgánicos. Estos incluyen frutas y verduras, productos lácteos, carne y pescado, huevos, panes y otros alimentos.

Los investigadores encuestaron a los voluntarios sobre sus hábitos alimenticios durante tres períodos de 24 horas y los clasificaron según la frecuencia con la que comían productos orgánicos, carne y pescado, comidas listas para comer, dulces y más. El estudio duró un promedio de cuatro años y medio.

También completaron cuestionarios anuales sobre el estado de su salud, incluidos los casos de cáncer.

 

*Artículo originalmente publicado en ABC Bienestar

Dejar un comentario

Loading...