Envío Gratis desde $120.000 COP

Conoce cómo puedes afectar la salud emocional de tu hijo por exceso de regalos

Conoce cómo puedes afectar la salud emocional de tu hijo por exceso de regalos

Conoce cómo puedes afectar la salud emocional de tu hijo por exceso de regalos

Llegó navidad, la época de los regalos, la época en que los niños son protagonistas…

En el consumismo en el que vivimos se ha vuelto común transmitir el amor, la unión y la ilusión en regalos. Aunque pareciera que esta actitud solo se practica en navidad, vale la pena mirar sobre cómo manifestamos la alegría y gratitud hacia nuestros hijos el resto del año.   

¿Reciben premios por obtener buenas calificaciones? ¿salen a dar un paseo y tu hijo vuelve con un objeto nuevo a casa? ¿hay premio por haber comido saludablemente? ¿sales de casa y le prometes un regalo al volver, para que se quede tranquilo?, esta actitud de comprar y cumplir con todo lo que los pequeños exigen ha generado en la comunidad psicóloga el término del “Síndrome del niño hiperregalado”.

También es común que la nueva generación de mamás haga caso omiso a los nuevos síndromes que psicólogos y especialistas dictaminan a los nuevos comportamientos que manifiesta la primera infancia de la época actual.   

Sin embargo, si has llegado hasta aquí es porque estás interesada en conocer las consecuencias del exceso de regalos en navidad en tu hijo.

Sara Tarrés, Psicóloga licenciada en la Universidad de Barcelona, ha identificado las siguientes características comunes en los niños que reciben gran cantidad de regalos durante el año, pero sobre todo en navidad:

-Baja tolerancia a la frustración

-Imaginación empobrecida

-Caprichos

-Menosprecio a lo que tienen

-Materialistas y consumistas

-Egoismo

Estas consecuencias, aunque parezcan obvias, son mucho más preocupantes en el futuro. La sobredosis de regalos como la que viven en navidad y durante su infancia provoca que no aprendan a valorar las cosas, además de no conocer cómo tolerar la frustración.

"En la vida adulta, nunca tenemos todo lo que queremos, pero si hemos aprendido desde pequeños a tolerar la frustración que esto nos provoca, podremos asumirlo..."

explica Úrsula Perona, que además añade que “si damos a los niños todo lo que quieren, no les enseñaremos a luchar por nada”.

El límite de los 4 regalos es un buen comienzo para regular la cantidad de presentes que reciben los niños en navidad.

Desde hace unos años, psicólogos, padres de familia y educadores han difundido la regla de los 4 regalos, esta particular regla consiste en obsequiar a los niños en Navidad con:

1. Un objeto para ponerse

Puede ser ropa, zapatos, accesorios…

2. Un libro

La mejor forma de fomentar la cultura. Escoge el libro pensando en sus gustos, tómate el tiempo de buscar un libro adecuado para su edad y sus intereses. Compartir libros juntos se puede volver un ritual por muchos años.

3. Lo que desee

Esta es la oportunidad perfecta para que escoja lo que desea.

4. Un regalo para compartir con los niños que lo necesitan

Este ejercicio es súper bonito, los niños se tomarán el tiempo de pensar en el bienestar de otros niños.

Vivir la navidad en amor, compañía, solidaridad y sencillez es finalmente lo más importante para celebrar estas fechas. Ser conscientes que nunca un objeto material podrá suplir el afecto ni la felicidad son valores que debemos transmitir a nuestros hijos con ejemplo.  

 

¡FELIZ NAVIDAD DESDE EL CORAZÓN DE MÁH!

 

 

*Artículo originalmente publicado en ERTHEO

Dejar un comentario

Loading...