Envío Gratis desde $120.000 COP

Conoce los cambios de la leche materna durante el tiempo

Conoce los cambios de la leche materna durante el tiempo

Conoce los cambios de la leche materna durante el tiempo

Todos sabemos que la leche materna es el mejor alimento para los bebés, pero pocos conocen su composición y cómo esta varía con el paso del tiempo…

La leche materna incluye todos los nutrientes básicos esenciales, como agua para mantener al bebé hidratado, carbohidratos, proteínas y grasas. Sin embargo, la leche materna es especial porque aporta mucho más que nutrientes básicos.

 

Estos son solo algunos de los componentes adicionales que proporciona la leche materna en cada toma del bebé: 

- Millones de células vivas. Entre ellas se incluyen los glóbulos blancos, que fortalecen el sistema inmune.

- Anticuerpos, también conocidos como inmunoglobulinas.

- Ácidos grasos, protagonistas en el desarrollo del sistema nervioso del bebé.

- Factores de crecimiento, estos son los que afectan muchas partes del cuerpo del bebé, como los vasos sanguíneos, los intestinos, el sistema nervioso y las glándulas, que segregan hormonas

- Vitaminas y minerales, que son nutrientes que favorecen el crecimiento saludable.

Dicho anteriormente esto es a grandes rasgos algunos de los beneficios extras de la leche materna. Los niveles de todos estos y otros ingredientes que se presentan en la lactancia pueden fluctuar con el paso del tiempo, ajustándose a la edad y necesidades el bebé. 

 

CALOSTRO

Es el primer tipo de leche que produce la madre. Es un fluido que se caracteriza por su aspecto amarillento y espeso de alta densidad y escaso volumen. El calostro contiene menos contenido energético, pero tiene más proteínas y minerales.

La función principal del calostro es proteger al recién nacido de los gérmenes ambientales y beneficiar la maduración de su sistema inmunológico.

Se habla del calostro como de una vacuna natural, debido a que sus niveles de anticuerpos y glóbulos blancos son muy elevados.

LECHE DE TRANSICIÓN

Es la leche que la madre produce entre los 4 y 15 días del bebé, esta leche recibe el nombre de leche de transición, como su nombre lo indica es el cambio que se produce del calostro a la leche madura.

Las características principales de esta leche es su textura y color cremoso.  En esta leche el recién nacido encuentra mayor cantidad de grasa, calorías y lactosa (el azúcar natural de la leche).

 

LECHE MADURA

A las 4 semanas de nacido del bebé la leche materna será totalmente madura. Esta leche es rica en proteínas, azúcares, vitaminas y minerales, además de contar con un gran número de componentes bioactivos, como hormonas, factores de crecimiento, enzimas y células vivas, que ayudarán al crecimiento y desarrollo saludable del bebé.

A partir de las cuatro semanas, los nutrientes y los niveles de ingredientes de la leche madura suelen permanecer bastante constantes.

LECHE MATERNA DESPUÉS DE 6 MESES

A partir de los 6 meses de vida el bebé deberá comer alimentos sólidos para reforzar las reservas de algunos nutrientes, como el hierro. Sin embargo, tu leche seguirá siendo una parte importante de su dieta.

Por ejemplo, cuando el bebé cumpla siete meses, la leche materna supondrá todavía el 93 % de sus calorías.

La variación de la leche materna se presentará en cualquier situación que la mamá y el bebé están atravesando, por ejemplo, si mamá y bebé están enfermos, el cuerpo de la mamá generará anticuerpos para luchar contra esa enfermedad concreta, y estos anticuerpos pasarán a formar parte de la leche. También cabe señalar que, a medida que el bebé empiece a explorar y a meterse juguetes en la boca, la producción de enzimas protectoras de la leche que luchan contra las bacterias aumentará. Esta variación en la leche materna demuestra su adaptación a las necesidades cambiantes de tu bebé.

Dejar un comentario

Loading...