Envío Gratis en pedidos +$120.000 COP

¿Cómo aliviar el estreñimiento de mi bebé?

¿Cómo aliviar el estreñimiento de mi bebé?

¿Cómo aliviar el estreñimiento de mi bebé?

Un bebé alimentado con leche materna rara vez sufre de estreñimiento, dado que ésta es de fácil digestión y favorece la maduración intestinal…

A diferencia de los niños alimentados con leche materna, los niños alimentados con leches de fórmula están más expuestos a sufrir estreñimiento con más frecuencia debido a una mayor dificultad para digerir las leches adaptadas.

Entre los 0 a 3 meses de edad, la frecuencia normal de deposiciones del recién nacido oscila de una a varias veces al día. Hasta los dos o tres meses de edad, el lactante suele tener frecuentes deposiciones, que presentan un color típicamente amarillo, siendo habitual que sean después de cada toma.

Cuando el niño comienza la alimentación complementaria, la frecuencia de las deposiciones, su aspecto y su consistencia dependerán del tipo de alimentación recibida. Las deposiciones irán tomando el aspecto normal en cuanto a consistencia y olor. La frecuencia de sus deposiciones varía, oscilando entre una y varias veces al día, incluso una vez cada dos días. Mientras el bebé presente deposiciones blandas y sin tener molestias, aunque pasen un par de días sin defecar no debería considerarse como estreñido.

De igual manera, al llegar a esta fase, algunos bebés pueden sufrir ligeros estreñimientos. Esto se produce por la necesidad de los intestinos de acostumbrarse a la nueva composición de los nutrientes. Con el tiempo, a medida que su dieta comprende una mayor proporción de alimentos sólidos, el estreñimiento puede estar provocado por insuficiente hidratación (no tomar la cantidad suficiente de agua).

Cuando el niño se estriñe por primera vez puede iniciarse un círculo vicioso. Las heces acumuladas en el intestino son más duras, lo que le provocará dolor y molestias. Para evitar el dolor, el niño empezará a retener inconscientemente sus deposiciones.

Tips para ayudar a aliviar el estreñimiento de tu bebé

1. Masaje: Usando un poco de aceite o masaje corporal empieza el masaje suave en el ombligo y continua en círculos hacia afuera, en el sentido de las agujas del reloj. Continúa el masaje únicamente si el niño disfruta y se encuentra cómodo y relajado.

2. Con un baño de agua tibia el bebé se relajará y sus deposiciones pasarán con mayor facilidad. Una vez que se encuentra relajado en el baño, puede darse un masaje en el estómago, como se ha descrito antes.

3. Si el bebé se alimenta de leche de fórmula, es importante leer detenidamente las instrucciones y las dosis especificadas en el envase. Las instrucciones deben seguirse cuidadosamente, ya que una dosis excesiva puede provocarle estreñimiento y otros problemas de salud. Busca una leche de fórmula que contenga OPO ya que esta es una grasa presente de forma natural en la leche materna que optimiza la absorción de los nutrientes, fortalece el sistema inmunológico, facilita la digestión y evita el estreñimiento.

4. Cuando el niño alcanza los cuatro o seis meses de edad, su dieta puede aumentar con más purés de verduras y frutas. Éstos son ricos en fibras que ayudarán a prevenir el estreñimiento.

En caso de que ninguna de las recomendaciones anteriores hayan sido suficientes, consulta con el pediatra para el tratamiento del estreñimiento crónico.

Dejar un comentario

Loading...