Cereales Orgánicos

papillas para bebés

4.94/5.00  
225 calificaciones en mah.com

A máh! le importa...
que su barriguita esté alegre!

Cereales Orgánicos

papillas para bebés

4.94/5.00  
225 calificaciones en mah.com

A máh!® le importa...
que su barriguita esté alegre!

"Muy natural, realmente es una papilla única. Es muy suave y mi bebé no se pone irritable ni se inflama el estomaguito como me pasa con otro. Además le ayudó con el estreñimiento. Gracias!"

★ 5.0/5.0 ★

— Juliana C. (07/10/2018)

"Muy natural, realmente es una papilla única. Es muy suave y mi bebé no se pone irritable ni se inflama el estomaguito como me pasa con otro. Además le ayudó con el estreñimiento. Gracias!"

★ 5.0/5.0 ★

— Juliana C. (07/10/2018)

Cereal de Arroz (Sin Gluten)

desde los 6 meses

para que su barriguita esté alegre

✔︎  Orgánico

✔︎  Sin azúcar añadido

✔︎  No contiene leche*

✔︎  Enriquecido con Hierro y Vitamina A

✔︎  Sin saborizantes ni colorantes artificiales

Cereal Tres Cereales

desde los 8 meses

para que su barriguita esté alegre

✔︎  Orgánico

✔︎  Sin azúcar añadido

✔︎  No contiene leche*

✔︎  Enriquecido con hierro y vitamina A

✔︎  Sin saborizantes ni colorantes artificiales

Cereal de Arroz

desde 6 meses, sin gluten

para que su barriguita
esté alegre

✔︎  Orgánico

✔︎  Sin azúcar añadido

✔︎  No contiene leche*

✔︎  Enriquecido con Hierro y Vitamina A

✔︎  Sin saborizantes ni colorantes artificiales

Cereal Tres Cereales

desde 8 meses

para que su barriguita
esté alegre

✔︎  Orgánico

✔︎  Sin azúcar añadido

✔︎  No contiene leche*

✔︎  Enriquecido con hierro y vitamina A

✔︎  Sin saborizantes ni colorantes artificiales

Sabías que...


Nuestros Cereales son más fáciles de digerir para tu bebé

Gracias al proceso de hidrólisis, en el que se rompen las grandes cadenas de almidones, se logran moléculas más pequeñas. Esto resulta en una papilla más fácil de digerir para la barriguita de tu pequeño.

Sabías que...


Nuestros Cereales son más
fáciles de digerir para tu bebé

Gracias al proceso de hidrólisis, en el que se rompen las grandes cadenas de almidones, se logran moléculas más pequeñas. Esto resulta en una papilla más fácil de digerir para la barriguita de tu pequeño.