Envío Gratis desde $120.000 COP

Podrás tener una alimentación saludable cuando aprendas a leer la tabla nutricional

Podrás tener una alimentación saludable cuando aprendas a leer la tabla nutricional

Podrás tener una alimentación saludable cuando aprendas a leer la tabla nutricional

¿Es usted de los que compra alimentos creyendo que son saludables, pero desconoce lo que realmente contienen por dentro?...

La mayoría de los consumidores al momento de comprar un producto en el supermercado, olvidan por completo dedicarle tiempo a la lectura de las etiquetas nutricionales. La consecuencia, es que terminan comprando y comiendo alimentos que aunque creyeron que eran saludables, no saben qué cantidad de azúcar y de grasas tienen, o ni qué conservantes y químicos los componen.

Los expertos aseguran que la salud le pertenece a cada individuo, no le pertenece a la industria alimentaria. Por eso, leer las etiquetas de los productos que consumismos es la primera decisión que debemos incorporar en nuestros hábitos para lograr una alimentación saludable.

La última Encuesta Nacional de Situación Nutricional (Ensin) presentada por el Ministerio de Salud en noviembre de 2017, reveló que más del 50 por ciento de la población colombiana sufre de obesidad en algún grado y que uno de cada tres jóvenes y adultos tienen esta condición. Para combatir estos alarmantes resultados se requiere poner en práctica nuevos hábitos, entre ellos, la conciencia sobre la compra en productos altos en azúcar y grasa.

“Uno de los errores más frecuentes es que las personas al leer la tabla asumen que la información nutricional corresponde al total del contenido del producto..." Ingrid Jiménez, nutricionista

Para la nutricionista, Ingrid Jiménez uno de los errores comunes que comenten las personas al leer las etiquetas nutricionales es no fijarse en las porciones “Uno de los errores más frecuentes es que las personas al leer la tabla asumen que la información nutricional corresponde al total del contenido del producto y no identifican primero si la tabla está elaborada con base en el tamaño de la porción”. Otro erro es no leer los ingredientes que contienen los productos, por ejemplo “creer que los productos light son sanos, pero realmente muchos de estos productos tienen demasiados aditivos y no son saludables como se piensa”.

Según el Invima, Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, todos los alimentos deben tener la tabla nutricional para dar a conocer "información clara y comprensible sobre el producto

Aquí te ayudamos con algunas pautas claves para aprender a leer la tabla 

-Tamaño por porción: Indica el tamaño de la porción recomendada y cuantas porciones contiene el envase, usualmente viene más de 1 porción, lo cual significa que, si te comes todo el paquete, estarías consumiendo más de lo recomendado. Toda la información que está en la tabla se refiere a una (1) porción.

-Calorías por porción: Indica las calorías de 1 sola porción y además señala cuantas calorías provienen del aporte de las grasas.

- % de valor diario: Es el % que aporta este producto sobre las necesidades de nutrientes que tiene la población. Es importante ver la información que aparece en letras pequeñas al final de la tabla, que nos indica sobre cual población se está calculado, si es adulto o infantes en cuyo caso debe indicar para que rango de edad se está usando.

-Grasas:  cantidad que aporta como total de grasas, grasas saturadas y grasas trans, estas últimas no se recomienda su consumo pues son grasas hidrogenadas nocivas para la salud.

-Colesterol: usualmente declarado en productos que contienen grasas de origen animal o productos como chicharrones.

-Sodio:  es el más importante para vigilar, debido a que muchos productos procesados exceden el contenido. La recomendación diaria de consumo para un niños es de 120mg  (menos de 1g), por lo tanto una ración de un producto no debería contener más de 5%  a 10% de la recomendación.

-Total de carbohidratos (CHO) : es la suma del contenido total. La recomendación diaria de consumo de CHO para niños mayores de 6 meses es de 95g al día y para un niño mayor de 1 año es de 150g aprox. Estos representan el 60% de los nutrientes que conforman la alimentación. Incluyen los CHO intrínsecos que son los propios de los alimentos y los CHO añadidos o libres. Para lograr identificar los tipos de CHO intrínsecos o añadidos debemos revisar la lista de ingredientes, donde podemos encontrar por ejemplo: cereal de arroz que es un CHO intrínseco.

-Fibra: se trata de un tipo de CHO importante para la digestión. En mayores de 1 año la recomendación de consumo diaria es de 14g al día.

-Azúcares: son azucares que están presente en forma libre o añadido en los productos. Se debe revisar la lista de ingredientes para determinar qué tipo de azucares están presenten en los alimentos en forma añadida como: azúcar o sacarosa, glucosa, polímeros de glucosa, jarabe de maíz, maltodextrinas, jarabe de caña, etc. La OMS* no recomienda que se añadan azucares a los alimentos de los niños y en mayores de 1 año no debe exceder el consumo de 20g (2 cucharas diarias).

-Proteínas: nutriente importante para el crecimiento en los niños.

Más información que te puede interesas sobre lo que consumen tus hijos

Azúcares intrínsecos: son los que se encuentran presentes en las plantas principalmente en frutas (fructosa) o como la lactosa en la leche.

Azúcares libres: los azúcares libres añadidos intencionalmente a los alimentos y las bebidas por el fabricante (sacarosa, jarabe de maíz alto en fructosa, jarabe de malta, polímeros de glucosa, miel y melaza).

Fibra total: es un constituyente no nutritivo presente principalmente en vegetales de leguminosas, cereales, frutas y verduras.

Lista de ingredientes: esta lista es muy importante porque es la declaración de todo lo que contiene el producto. Los ingredientes están escritos en el orden de acuerdo a la cantidad: de mayor a menor, es decir, el primer ingrediente es el que más contiene el producto y el último es el que menos contiene.

- Entre más corta es la lista mejor.

- Los ingredientes deben ser reconocidos y fáciles de pronunciar (si suena muy raro o complicado no son tan naturales o se trata de aditivos)

- Debes evitar que contengan todo lo que diga sabor artificial, color artificial.Evitar azucares añadidos como maltodextrinas, jarabe de maíz, polímeros de glucosa, sacarosa, fructosa, glucosa, azúcar de caña, azúcar morena, azúcar orgánica, etc.

 

Fuente: ministerio de salud y protección social. resolución número 003803 de 22 agosto de 2016) por la cual se establecen las recomendaciones de ingesta de energía y nutrientes- RIEN para la población colombiana.

Dejar un comentario

Loading...